La investigación sobre el SARS-CoV-2 en la EDAR de Bens confirma la presencia de material genético del virus en las aguas residuales y su eliminación antes de salir al mar

El proyecto de investigación puesto en marcha por la empresa pública Edar Bens SA para analizar la presencia del SARS-CoV-2, causante de la pandemia de COVID-19, en las aguas residuales de A Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo y Oleiros ha determinado que, si bien llega material genético del virus a la planta, éste se elimina antes de su salida al mar, por lo que queda descartada su temida diseminación ambiental en la costa coruñesa.

Este era uno de los objetivos del proyecto de investigación que realiza un equipo multidisciplinar -que incluye microbiólogos, ingenieros, matemáticos, informáticos y químicos- de la UDC, el INIBIC, el CHUAC, el CITIC y el CICA,  y cuyo fin principal consiste en analizar la carga viral presente en las aguas residuales y lodos de la depuradora de Bens para conocer la evolución real de la epidemia, ya que recoge datos de toda la población, incluyendo personas que hayan pasado el COVID-19 sin saberlo. Además, el mantenimiento de la toma de muestras en el tiempo permitirá estar alerta ante posibles repuntes de COVID-19.

Recientemente, el proyecto que se lleva a cabo en Edar Bens SA ha sido invitado a sumarse a la red europea NORMAN de investigación científica sobre aguas residuales para colaborar en un estudio conjunto con plantas de tratamiento de Francia, Noruega, Alemania, Holanda, Eslovaquia, Suiza, Suecia, etc.

Según explica la doctora Margarita Poza Domínguez, responsable del proyecto, “hemos confirmado la presencia de material genético de SARS-CoV-2 en el alcantarillado de nuestra comarca. Queda por determinar la integridad del virus y su capacidad infecciosa en estas aguas residuales. En todo caso, podemos estar tranquilos porque nuestra depuradora retiene el material viral detectado y las aguas regresan libres de virus al mar, lo cual resulta tranquilizador para todos los ciudadanos”.

El estudio, en el que Edar Bens SA invertirá 50.000 euros, se desarrollará durante seis meses. Se están tomando muestras de aguas residuales en distintos puntos de la ciudad en las que se han detectado ya diferencias en la carga viral.

Más espumas y toallitas

Por otra parte, el director general de Edar Bens SA, Carlos Lamora, alertó de que se ha producido un incremento de alrededor de un 18% diario del volumen de toallitas que llegan a la planta depuradora de Bens desde que comenzó el confinamiento obligado por la pandemia del COVID-19.

“Entendemos que la ciudadanía está usando más este tipo de elementos desechables por motivos de higiene y desinfección, pero es más importante que nunca mantener las buenas prácticas y no arrojar las toallitas por el inodoro”, subrayó Lamora, quien recordó el peligro de que se produzcan atascos en la red o rebosamientos en un momento en el que se ha confirmado la presencia del virus en las aguas residuales, por lo que el correcto funcionamiento de un servicio esencial como es la depuración debe realizarse en las mejores condiciones.

El responsable de Edar Bens SA destacó también que se ha multiplicado por dos la presencia de espumas en las aguas residuales de A Coruña y su área metropolitana, una circunstancia que está ligada directamente al esfuerzo de limpieza e higienización de superficies que está llevando a cabo la población.

2020-05-05T11:28:32+01:0005/05/2020|Actualidad|Comentarios desactivados en La investigación sobre el SARS-CoV-2 en la EDAR de Bens confirma la presencia de material genético del virus en las aguas residuales y su eliminación antes de salir al mar