La Unidad Mixta de Gas Renovable, el proyecto conjunto de Naturgy, el Centro Tecnológico EnergyLab y Edar Bens SA comienza en estos días la instalación de una turbina para generar energía hidroeléctrica renovable en la planta de Bens.
 
Las obras para la construcción de la estructura necesaria para ubicar la turbina obligarán a desviar de manera temporal el caudal de agua tratada, en su incorporación el mar, a través de un aliviadero en la línea de la costa en lugar del emisario submarino. Las obras se retrasaron hasta el mes de octubre con el fin de no afectar a la temporada de playas, ya que finaliza el día 30 de septiembre.
 
El proyecto está diseñado para producir electricidad con la fuerza del agua después de haber sido depurada en la EDAR. Esa energía renovable se empleará después para activar un electrolizador que producirá hidrógeno y oxígeno verde en las mismas instalaciones de la depuradora.
 
edar-bens-pozo-emisario
 
Se trata de una inversión de más de dos millones de euros que permitirá avanzar nos objetivos de descarbonización de la economía y la producción de energías renovables.
 
Con esto, la Unidad Mixta de Gas Renovable busca alinearse de nuevo con las diferentes políticas europeas dirigidas a alcanzar un crecimiento económico bajo tres premisas fundamentales: crecimiento inteligente (mediante el desarrollo de los conocimientos y la innovación); crecimiento sostenible (basado en una economía más verde, más eficaz en la gestión de los recursos y más competitiva) y crecimiento integrador (integrador, orientado a reforzar el empleo, la cohesión social y territorial).
 
En 2016 arrancaba la primera fase de la Unidad Mixta Gas Renovable, que se centraba en la investigación del biogás y el biometano. En esta fase se consiguieron resultados notables como la puesta en marcha en la depuradora de Bienes de una planta de purificación basada en membranas y de la primera planta de metanación biológica en España.
 
El biometano generado en este proyecto se está utilizando en la actualidad como combustible alternativo en la flota de furgonetas de la EDAR de Bens, y adicionalmente, en la anualidad 2022 se comenzó con la inyección a la red del biometano. El objetivo de la 2ª fase del proyecto (2022-2023) es consolidar los desarrollos realizados en la anterior y ampliar el alcance técnico con la generación de hidrógeno verde y de syngas, así como evaluar su impacto en las infraestructuras actuales y consumidores finales. Para esta fase se ejecutará una inversión de más de 2 millones de euros.