Uso responsable del agua

La Edar de Bens está preparada para limpiar del agua los residuos procedentes del uso humano: necesidades fisiológicas, jabones y detergentes del hogar, restos de comida, etc… Una vez depurada, el agua puede volver al mar a través del emisario de Bens en condiciones idóneas que respetan el equilibrio ecológico y la fauna marina de nuestras costas, una riqueza clave para la economía coruñesa.

Sin embargo, el agua que llega a la Edar lleva también otros residuos: colillas, preservativos, plásticos, compresas, fibras y muchos otros elementos no biodegradables que los usuarios tiramos a los inodoros y los desagües. Estos materiales no sólo pueden obstruir las tuberías de nuestras casas, sino que en ocasiones se acumulan y forman lo que se conoce como “ovejas”, grandes ovillos de residuos que llegan hasta la depuradora.

Otro problema es el vertido a la red de aceites usados, tanto en las casas como en industrias. Esta mala práctica en los hogares puede llegar a crear bloqueos en el alcantarillado, como ha ocurrido recientemente en Kingston, cerca de Londres, donde un fatberg (gigantesca bola de grasa y residuos) bloqueó durante días las cloacas de la localidad.

Todos nosotros podemos contribuir a la protección del medio ambiente, el mejor funcionamiento de los servicios públicos y al ahorro de agua y energía cumpliendo unas sencillas normas de uso responsable de la red sanitaria.

SONY DSC

En casa

  • Evita verter a la red sanitaria residuos sólidos no biodegradables como colillas, compresas, tampones y toallitas higiénicas, preservativos, tiritas, vendas y gasas, restos de hilos o tela… No utilices el inodoro como una papelera: ahorrarás agua y contribuirás a un mejor funcionamiento de los servicios públicos.
  • Tampoco utilices el inodoro o el lavabo para deshacerte del aceite usado en la cocina. Guárdalo en un contenedor adecuado y para desecharlo busca el punto limpio municipal más cercano. También hay supermercados y otras entidades colaboradoras que tienen puntos de recogida de aceite para reciclarlo.

En la calle

  • No tires al suelo vasos o botellas de plástico, pajitas, envoltorios… Lo más seguro es que la lluvia los arrastre a la red sanitaria y acaben formando parte de una “oveja”.

En las industrias

  • Utiliza los procedimientos adecuados para deshacerte de productos potencialmente peligrosos como pinturas, disolventes, lubricantes para maquinaria, anticongelantes, productos químicos de limpieza, pesticidas, etc… Informáte de los procedimientos que pone a tu disposición tu ayuntamiento para desecharlos.